domingo, 12 de noviembre de 2017

Y nada.


Quiero decir algo y no sé qué.
Quiero escribir y no tengo un tema.
No hay rencor desencadenante.
No hay dolor en puerta.

La felicidad no es buena musa.

Fui feliz y me aislé. Necesité mirar hacia otro lado, recordarme que debo buscar en mi mente ese click.
Ese maldito/bendito quiebre, un pequeño momento de lucidez, esa ínfima idea que abre un mundo de letras.


Y nada.

 

1 comentario: