miércoles, 23 de abril de 2014

Dejáme un mensaje.

Recuerdame mañana que vuelva a fotografiar.
Por favor no me dejes olvidar
.
Hazme recordar que el único modo de resumir palabras es captando imágenes
Gritame que no sé ser concisa.
Reprochame que el silencio no es un decir que todos entiendan,
No me dejes olvidar
por favor.
Recuerdame mañana que vuelva a fotografiar.

miércoles, 16 de abril de 2014


Así (desbordada) como cuando el silencio se salto del teléfono, me golpeo el oído, la cara, me hizo saltar lagrimas y correr por la ciudad (y caminar queriendo perderme y fracasando en el intento).


Desbordada, malherida, herida, magullada pero no aniquilada. (solo) desbordada, pidiendo un descanso y sin saber que hacer con él. Que el cigarrillo se esfumo, el alcohol se evaporo, y yo morada de vicios quedo desbordada, malherida, maltrecha pero no aniquilada, no muerta, mas bien viva pero no bien viva, sino solo viva.

Desbordada del aire de la noche, porque no se parece al de la mañana (para bien o mal), desbordada de oír voces, de escribir palabras, de leer conjunto de letras con significado que le adjudico sin saber si es real o ficticio. Desbordada de las nubes sin formas, del papel que compra, de las cosas modeladas de a millones, sin poder encontrar la exclusividad en una persona.

Desbordada de mi (un poco) sin poder echarme (entera). Rebalsada y asqueada.

Agotada (como la noche que camine kilómetros hechos de centímetros) después del golpe del silencio, herida pero no aniquilada por la falta de palabras con sonidos; cansada.

Cansada del desborde, de mi misma, del sinsentido. Magullada por dormir sobre tablas acostumbradas a sostener carne cansada.

Así me dejo estar (sola) desbordada (pero) no aniquilada.