sábado, 8 de junio de 2013

Respuesta esquiva.

Entonces mañana te vas a preparar el café, en la taza de siempre, la que te es mas conocida. Y vas a encarar el día mirando lo que te haga poner pensativo. Tal vez envuelvas la taza con tus dos manos. Tal vez tengas un poco de frio. (Sera domingo). El primer café del día, el primer minuto del día. Anímate a preguntarte si todo lo que tenés, que no cuente entre lo material, te hace feliz. Si estas parado en la baldosa que querés pisar. Si estas en el lugar, con la persona, con la mirada, donde te sentís mas cerca de la felicidad.
Y después me contás como es encarar el domingo con la respuesta (sincera) que te has dado, si es que te has animado a preguntar(te).

Niña consentida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario