sábado, 2 de marzo de 2013

Clavo de telgopor

Cierta  vez llame a un clavo para olvidar otro clavo, hoy me descubro mirando ferreterias.

¿Vos sabes lo que es cansancio?  no quiero oir palabras, me conformo con un beso sin final, tal vez con un abrazo, intermedio de ropas, que dé calor. Vos sabes, algo que acerque lo que la mente aleja. La piel para suavidad y los musculos para ejercer presión, pero nada de palabras, nada de neuronas funcionando, nada de miradas con doble sentido, nada de cejas arqueadas, nada de respiraciones más alla de las elementales. Nada de eso, vos sabes, de eso que embarra. hoy soy tan elemental, tan rudimentaria, hoy la ignorancia de palabras es la mejor opcion. Vos sabes, vos sabes como siento.

Me duele que sepas, y te hagas el desentendido, no es que olvides, es que fingis no saber. Pero vos sabes, yo sé, y eso es suficiente para doler. Entonces vos, clavo, de madera para ser inservible y de hierro para doler, te me volves un nudo en la garganta, un lunar en la frente, un calambre en el musculo, una mancha en la piel, te me volves lo que no puedo olvidar, vos clavo sos mi karma, mi dolor y mi risa, mi sonrisa y amor, mi impulso en la mañana, mi bache para caer. Vos clavo, destinado a estar en mi, y la constante batalla contra tus dias oscuros, y yo, tan ambigua, me vuelvo un extremo certero a tu lado. Batallo, sabes, conté tres guerras, infinidad de batallas, tengo tantas heridas que si debiera taparlas seria una curita andante, y sigo, clavo, porque algo nos predestino, porque yo se que mis hijos tendran tu color de pelo y mi tranquilidad, la franqueza de los dos, y la tristeza de mi sangre. Temo, clavo, temo tanto y no sabes. y me das trabajo, y me olvido de mi. y por hoy esta bien, vengo de perder, tal vez centrarme en vos me haga olvidar el dolor en mi.

el gato gris, ese, el chiquitito, el descarado, aulla en la ventana del frente. Yo me hago un bollo debajo de las frazadas, y pienso, clavo, en que posicion estaras durmiendo, y quiero pastillas para dormir, pero ella me hace levantarme, porque siempre pense en otros para olvidarme de mi. y vos, clavo, tan consciente de vos.

Se me confunden los dolores, se mezclan, abrazan, me pegan en la frente, me aceleran el corazon, ralentizan el andar. Hoy soy algo, que no puedo descubrir, voy aprendiendo dia a dia lo que puedo ser, lo que puedo hacer, voy ahi, tanteando horas anteriormente inservibles, y no estas clavo, porque vos sufris, agarraste un problema y lo hiciste carne  y lo descargas contra mi, clavo, contra mi que he sido tu baston y bastion, tu abrigo y ventilador, tu comida y tu agua, tu libertad y carcel, tu verdad y tu mentira, pero siempre, en extremos, tuya.

Siempre tuya, pero bizca.

1 comentario:

  1. Me matás, Taran... ¿por qué hilo estaremos conectadas?
    Gracias, siempre, por tu literariedad...

    ResponderEliminar