jueves, 22 de noviembre de 2012

En toda vida hay un montoncito. ¿lo sabias?

Aprendí a ser un montoncito de piel y huesos apoyado en un lugar, olvidado en segundo lugar, porque yo me había olvidado de mi misma primero. Aprendí a calentar el vino con las manos, cuando eso no se hace, solo porque en las esperas uno hace lo indebido. Fui el montoncito mas chiquitito del lugar, chiquitito, palido, insulso, tapado, invertido y olvidado. Junte todos mis lunares y me converti en un montoncito oscuro, marrón, manchado, feito. Nunca pude contar las estrellas, ni los granos de arena, ni mis lunares, ni tus olvidos.
Hay sumas que no se deben llevar a cabo, en primer lugar porque parecen empresa imposible de realizar, en segundo porque el resultado siempre lastimara.
Primero y segundo lugar. Nuevamente. Como las impresiones. Las segundas impresiones nunca superan las primeras.
Sera que en este dia, en este conjunto de letras, ser segundo asemeja al peor resultado.
Ser la segunda mas chiquitita del lugar, ser el segundo montoncito de piel y huesos, esta bien o mal?
Yo supe jugar asi, ¿ves? recorriendo el borde de la copa de modo distraido, mirando las personas para aprender comportamientos, adivinando personalidades por el modo en que miraban alrededor. Aprendi que diciendo todo lo que se me ocurre corro el riesgo de que te burles, tu, de que me quieran otros.
Aprendi, siendo montoncito, que las lagrimas son proporcionales, razon por la cual jamas morire ahogada en mi propia agua salada- Aprendi... si vieras que tanto aprendi, en proporcion a lo que olvide, en proporcion a lo que no debia aprender, en proporcion a lo inservible de algun que otro saber.
Montoncito olvidado.
Caminando por calle de tierra. Cartel de madera alegremente pintado: detengase, niños jugando.
Talones a tierra, me detuviste en seco. Te mire sin entender (primera, segunda, tercera... enesima vez)
-el cartel dice que hay que detenerse, que hay niños jugando.
Montoncito de piel y huesos encuentra nuevo significado:
si los niños juegan, no hay que detenerse, sino seguir adelante a buscar un adulto...

No hay comentarios:

Publicar un comentario