martes, 23 de octubre de 2012

De suponer días nublados.

La bruma ayer quiso tapar la ciudad como si fuera un acolchado de plumón, no pudo. Se quedo corto, no le alcanzo las plumas.
La tarde ayer fue un compilado de tristezas a medio camino de ser melancolia, y cinco sonrisas desparramadas en seis horas. ¿Vos sabes como es sonreir con las comisuras enfocando hacia el piso? ¿Y vos sabes como es que tus ojos tengan el mismo color de la bruma, cual plumon de ganso? ¿Y sabes cuantos pasos entran en curvas amplias y caminos regados de piñas caidas de cielos rotos?
¿Vos sabes como se actualizan los sentimientos despues de la herida?
Cual es el color del dolor, el olor de la tristeza, el ruido de la lagrima, la medida exacta de la decepcion. Decime, vos sabes el diametro del dedo que escribio sobre aquel vidrio, transparencia sobre opalina. Decime. Decime algo que rompa la nada misma, así sea en un susurro sin sonido.
Supongamos que vos me queres unica, y yo te quiero comun.
Supongamos que vos te detenes a pensar antes que hablar, y yo me largo a hablar sin pensar.
Y supongamos también que podes prescindir de la siesta y volver a leer, y yo puedo dormir con sol y dejar de unir letras con ojos bizcos y bobos.
En tren de suponer, yo no corro en la salidas y me demoro en las llegadas, suponiendo que has vuelto a tener mas virtudes que la de llegar a horario, puntual. Lo unico en lo cual no faltas a la palabra y decepcionas. Pero supongamos que hoy no es como ayer, plumon de ganso sobre la ciudad, que hoy es sol a reventar.
Supongamos que no he usado la suposicion en más de una entrada al blog, mas de un comienzo en flickr. Que el supongamos fuera limitado, austero, cerrado, casi desconocido. Mentiriamos, pero supongamos, que yo no supongo, y para colmo mal.
Supongamos que ayer tenia los ojos nublados y por eso vi bruma de mentiritas sobre la ciudad.
Seria como decir que todo lo dicho aqui es mentira, que escribo tonteras, que rozo la falta de verdad.
Pero no, porque te dije que estoy en desuso, por valores pasados de moda.
Y si volves a leer a Marx?, eso hacias cuando me querias conquistar.
Veras que no puse el supongamos, para ver si es verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario