viernes, 17 de agosto de 2012

Mesita de luz con vida ajena.

No esperes que esta noche me desvele, voy a dejar el corazon encima de la mesita de luz, para dormir sin locas pulsaciones de vida. No es que una espere no amanecer, tal vez es que se quiere permanecer un rato más en la noche. La brevedad del descanso a veces queda corta. Corta como la trenza en un pelo mas corto.
Sola, como un delantero cuando su equipo defiende al lado del arquero; me siento por estos dias. No habría de extrañarse, a las palabras que no conllevan acciones, no se las tilda de verbo.
Triste, con mañana blanca, tarde gris, noche negra. No es de extrañarse, menos es mas.
Llueve asa, aunque ayer llovio asi.
No es que quiera ser asi ni asa, a veces quiero ser una letra que no este en el abecedario. Ya se que no se podria escribir conmigo, con mas razon para escribir de mi...

No hay comentarios:

Publicar un comentario