martes, 7 de agosto de 2012

Hice café



Te toca a ti comenzar la charla. Ya sabes, la que nos debemos para aclarar los tantos, para que me cuentes cuantas mariposas viste morir en mi ausencia, cuantos soles cayeron de este cielo sin que me pensarás, cuantas noches no extrañaste mi cuerpo cerca del tuyo, en la constante busqueda de calor por la cual te persigo por lo confines de nuestra cama.
Empieza la charla tu, me debes explicaciones.

3 comentarios:

  1. ¡Bastaaaaa! No leas más dentro de mi corazón.
    (Sí, seguí leyendo y también poniéndole palabras.)

    ResponderEliminar