sábado, 25 de junio de 2011

Memoria

Recordas aquella época? No hay momento que olvidar, hasta los horribles enseñan, será que para eso existe la memoria. Por que ahora, ahora que estas en ese terruño, ahora que estas alejada de la esfera (microesfera como diría Foucault) se te nota que no estas muy lúcida, notamos que no rememoras tus antiguas (mentirosas) glorias. Y por hacer memoria, nada más, recuerdo lo que vos insistis en negar. Con el tiempo, si uno quiere, gana más conocimiento del que da la vida en cada esquina; con el tiempo si uno quiere se vuelve más crítico con sentido, no por el simple hecho de ir a contramano (repararás ahora que la elección de la foto no es casual). El aval teorico para formar opiniones en base a la internalizacion de conceptos amplios que ayuden a construir tus propios significados, debieran servirte tambien para ser critica objetiva no cien por ciento, porque la subjetividad esta en todo y en vos empapada hasta en los huesos. Pero lo que quisiera de vos, aunque sé que no será, es un poco de memoria, mas abierta, que puedas mirar con mas vision que la que tiene un caballo que tira un carro...
veras, lo que me molesto es tu hipocrecia, es tu falta de memoria, tu creencia de que la perfeccion habita solo en la esfera de tu terruño que es una esfera cada vez mas cuadrada, se diria obtusa (aunque no exista).
Digo memoria y yo mismo me lastimo, es que tengo guardados por ahi terribles dolores, horrores y errores. juntitos, con rima y todo. Porque la perfeccion no me fue concedida, como a ninguno de los mortales. entonces usando la logica griega, vos mortal, por ende tampoco perfecta.
Razonamiento logico. No más.
Entonces, sabes, la libelula volo. Ya se que vos no lo recordas. Hasta pensas que eso no paso. Sera que a tu alrededor nadie te lo recordo.
El buen uso del tacto ajeno.

Tacto- ConTacto.
Digamos que la vida enseña (si uno quiere) más allá de las esquinas.
Si uno quiere.

sábado, 18 de junio de 2011

Cosas que pasan (como dice Larralde)

Falta Clara/o, también Vikingo. Falta el perro y el gato, en distinto orden, pero faltan. Son las cosas que pasan.
He ido al Flickr, he mirado mis fotos y me asombre de ver muchas que había olvidado, ni me detuve en las palabras. Son siempre las mismas letras con distinto orden salidas de una misma estructura que se bambolea en distintos días. Entonces recuerdo a Isabel por Misma y Distinta.
Cosas que pasan, como dice Larralde. Porque hay un par de temas que me gustan, herencia, (ahi vamos en lo mismo), pero la herencia no nos llega al pensamiento (ahi vamos con distinto), porque en algo pensamos igual y en otro no, y así vamos emparejandonos de a ratos, y con movimientos de cabeza diferenciandonos. Lo usual, para ser parecida pero no calco, porque se sabe que estos tiempos son tan distintos, nada se mantiene igual como en el tuyo. Porque esta modernidad insiste en bambolearse como el agua dentro de una bolsa, y asi el futuro es remoto, y asi solo el presente da un poco de certeza, entonces para mi todo es una bolsa de agua porque no tengo seguridad. Entonces (una vez más, para acumular) vos decis que el tiempo viejo era mejor, y a veces no te lo puedo rebatir. Es que las heladas ya no escarchan los charcos, ni los temporales me anclan a casa una semana seguida, y las hojas caen rapido, y la humedad suplanta al calor, y es que antes con los cospeles uno media su tiempo, y hoy con wifi el tiempo nos presiona la cabeza, nos hace ser hormiguitas apresuradas. ¡donde se ha visto una hormiga ralentizada!
Pero sé que tenes razón, porque en este tiempo no tengo nogal donde pisar sombras esquivas por el viento y la caida de sol, no tengo asados de verano con amigas para decorar el pino con algodon, no tengo olor a pasto recien cortado ni porche que rayar con los patines, no tengo los 25 ruidos conocidos y la ausencia de timbres. Sé que tenes razón.
Pero son cosas que pasan.

martes, 14 de junio de 2011

Espera, estoy haciendo equilibrio.

Es un secreto a voces que algo late en mi.
La ciudad se lava, llueve. El mar se agranda, llueve. Llueve como siempre, el agua siempre humeda, la espalda encorvada en esa tonta reacción sin sentido, como si por cubrir la punta de los zapatos uno se mojara menos.
Uno siempre se preserva, o al menos lo intenta. Te dije, llueve. El gris me pinto el animo y las neuronas. El gris, matiz, en el medio. Es un secreto a voces que algo late en...
El equilibrio es desgastante, acaso esquivar al extremo lo deja a uno neutro, a la espera.
Espera, es un secreto a voces que algo late...
Explicáme porque es propio pero extraño-
Es saberlo mío pero ajeno. Mío, mío, mío... sin embargo cuando lo pienso en la lejanía sé que no me pertenece, que no lo conozco, que es ajeno, y remoto y que no tengo poder sobre él aunque diga que si. Decime cómo me es propio pero ajeno.
Y alejemos la antropología. Y la filosofía. Y la psicología.
Espera, es un secreto a voces que algo...
Hoy soy historia sin discurso.
Desnuda.
Despojada.
Como los diez minutos posteriores a salir de terapia.
Como el reflejo que devuelve el espejo luego de quince minutos de llanto descontrolado.
Espera, es un secreto a voces que...
Desnuda.
Despojada.
Como cuando digo una verdad que me comí sola durante años. No hay grandes discursos ni alabanzas. Solo la soledad que deja la liviandad (y pesadez) de saber que se tiene un secreto menos (que se confio a alguién extraño)
Extraño y ajeno.
Propio de a ratos.
Mío. Pero no. Espera, es un secreto a voces... Pienso en los motivos por el cual me pertenece.
Le rebato (me rebato) el escaso tiempo. Y la timidez. Y el no animarme a decir lo que pienso porque sé, que en el fondo, uno siempre se preserva.
Despues de todo no me es propio, ni mio. Aunque de a ratos lo sienta.
Espera, estoy haciendo equilibro, es un secreto a voces que algo late en mi.