miércoles, 14 de diciembre de 2011

Es una tierra, no?

Acumulo fotos ausentes.
De rojo, tapando la claridad de la tarde. De rojo y con barba colorada, y ojos cansados teñidos de verde.

Mojado el cuello, con menta en la boca, con tierra en las manos, con fuerza en los dedos.

Dos abrazos y cinco besos. Dos besos verdaderos en la vereda morada, acanalada, llena de tierra y ausente de viento.

cinco minutos? seis? no alcanzamos los diez.

Es esa mirada, como las que das con desesperación cuando el tiempo corre y las palabras ocupan muchos segundos. Vos sabes, es esa mirada que quiere decir mucho, que no dice nada, que se queda en el intento, pero el intento atrapa.

Las primeras charlas filosoficas dieron lugar a tamaños enredos, yo venía torcida, vos intentando enderezar la soledad.
Es una tierra de hombres malos.
No llegamos a acuerdo alguno, es una tierra de hombres malos. Para vos eso es relativo. Hoy de rojo, de verde, de menta, de tierra y cansancio, hoy tan vos, tan tuyo, y yo tan mia, pero tan poco dueña.
Y no logras entenderlo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario