martes, 17 de mayo de 2011

A veces


Al final no buscaba tanto, no pedía tanto. Sin pedirlo. Ahora recuerdo, ahora entiendo, ahora... pedía lo simple, tal vez lo imperecedero. Tal vez... entonces tal vez sí pedía mucho.
Quisiera creer en cosas que no son ciertas. Lo sé porque mi razón sabe. Saber. Siempre pienso que la ignorancia es un poco calmante, anestesia, despreocupa. Si no se sabe no se tiene la obligación de hacer. Y al mismo tiempo duele. Un calmante ambiguo.
A veces quisiera ser como ella, aquella de pelo corto y ondulado, de caderas anchas y escasez de altura. Ella, aquella, que en su cara la piel se pega a los huesos, en contraposición con lo que pasa centimetros mas abajo.
Otras tantas, veces, quisiera ser yo, aceptada por mi.
Hoy la plaza fue sepia, anoche también. El frío aún no es frío, es mas bien atisbo de otoño, lejania de verano, pero no invierno.
Indiferencia. Fortaleza y debilidad. Ambiguedad. La quiero, le temo.
Me temo, me detesto, me abrazo, reconforto, me alejo, lloro, duermo y me despierto, y a veces soy yo queriendo ser yo con una pizca de otra.
Me entiendo y no entiendo. Entonces algunos días me acuesto y bajo la persiana, y me pongo de lado para que las lagrimas no me mojen el pelo, para que caigan hacia la izquierda, al almohadón de jirafa.
Este año la espera se ha acortado en seis minutos, el reloj de la esquina de dulces fue arreglado.
No pedía tanto, hoy veo que no.
Anita anoche me dio ganas de mojito. Ellos hoy me dieron ganas de resaca. Hechar la culpa no esta bien. La ignorancia duele, pero a veces hace bien. Shh, no digas que leíste eso de mi.
Es Taran, mitad yo.
Yo.
Yo tipeo. La B del teclado ya ha dejado de funcionar como corresponde. La mente de a ratos deja de funcionar como corresponde. Hoy entre las 20 y las 22 me sentí que estaba donde debía estar. Pero esa joven... a la derecha, a una fila de mi, esa  joven de cabello rojo poseía algo...
Maldita b B se resiste a aparecer en la primera tipeada.
Tipeada, de tipa, de tipo, de hombre, individuo, sujeto... mucha filosofía...

Tal vez no sea la indicada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario